El talento oculto

A Pablo Picasso se le atribuye la frase “..si la inspiración existe, espero que me encuentre trabajando..”. También se dice que dijo “....he tardado ochenta años en aprender a pintar como un niño.....”

Al igual que Picasso, todos tenemos un talento oculto.

La rutina, el quehacer diario, la monotonía de nuestras vidas hace que ni siquiera indaguemos en ello, pero a poco que nos esforcemos nos daremos cuenta que hay algo que sabemos hacer mejor que los demás, y además....que nos gusta hacerlo.

El emprendedor debe saber explotar ese talento y hacerlo atractivo para el mercado. Ello exige mucha reflexión y no poco esfuerzo, pero merece la pena.

El buen profesional, termina especializándose en aquello para lo que se cree mas capacitado, por muchos conocimientos generales que haya adquirido en sus estudios.

Merece pues la la pena hacerse la pregunta “¿Para que cosas me considero mas capacitado que los demás?. ¿Puedo poner en práctica esa habilidades en mi propia empresa?”. Si nos lo proponemos, todos podemos llegar a ser un “Picasso” en lo nuestro.

©Jum Kioce


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información