Itinerario del Emprendedor

¡NO QUIERO SEGUIR teniendo UN mini-job!

Algunos consejos para no depender más de salarios de miseria
En este BLOG encontrarás algunas recomendaciones sobre como sacar adelante tu proyecto empresarial y ganar así el sueldo que te propongas.

¡Un instrumento al fin para salir del quinientoseurismo!

INTRODUCCIÓN

Cuando observamos la ostentación de riqueza que hacen los líderes políticos de algunos de los países mas pobres de la tierra (jeques que revisten sus aviones con polvo de oro mientras su pueblo pasa hambre o reyes que se gastan el presupuesto de su país en su fiesta de toma de posesión...), nuestra mentalidad occidental enseguida piensa “¿cómo es que esos pueblos no se rebelan contra tales injusticias?”.

Sin embargo, somos capaces de admitir, que en nuestra sociedad una persona gane solo 500 euros al mes (Se hace muy difícil llegar a fin de mes con ese sueldo. Si además vives en una gran ciudad...es misión imposible) y que haya millonarios cuyas fortunas ascienden a cientos de miles de millones de euros.

Para estos millonarios, trabajan muchos de esos quinientoseuristas.

Las desigualdades económicas, y por tanto las injusticias, no se dan solo en países cultural y económicamente atrasados. ...



Que damos y a cambio de qué

Aunque suene excesivamente materialista, nada se da nunca a cambio de nada. La naturaleza desde luego no lo hace.

Pondré un ejemplo quizás algo extremo; a las personas a las que le resulta extraño ver a una mujer joven con un hombre maduro y no al revés (mujer madura - hombre joven), las tildamos de machistas. Pero hay un sentido en este modo de pensar. El señor maduro ofrece seguridad y estabilidad a la futura descendencia de la mujer joven y a ella misma. A cambio, ella le “regala” su belleza y juventud. Es un intercambio justo.

La mujer madura, en cambio no precisa seguridad y estabilidad (se supone que ya las ha logrado) para sí y su descendencia, por tanto el hombre joven tiene poco que ofrecerle. Este es el motivo por que el provoca mayor rechazo el segundo caso que el primero.

Pese a que a todos nos gustan las palabras bonitas que expresan sentimientos (amor, fraternidad, compañerismo), en el fondo, la mayor parte de las personas, no entiende que haya alguna relación en la que el intercambio no sea justo.

Estamos programados para que nuestros actos obtengan siempre una recompensa a corto, medio o largo plazo. ...



La ganancia del intercambio

En cualquier transacción (no tiene porqué ser monetaria exclusivamente. Las relaciones humanas están plagadas de transacciones de tipo emocional, del estilo “tu me das y yo te doy”) debe haber una ganancia conjunta para que esta sea estable.

Cuando un empresario vende un producto, recibe una contraprestación económica (dinero) a cambio de la satisfacción del Cliente. El empresario aumenta su cuenta de resultados, y el Cliente ha satisfecho una necesidad.

Existe una opinión, a mi juicio totalmente equivocada, que dice que para que alguien gane, alguien tiene que perder. Esto es un ERROR mayúsculo. Las relaciones en el mundo de la empresa no funcionan así.

Imaginemos el caso mas extremo; un torneo de tenis con los mejores jugadores del mundo. Solo puede ganar uno. Aún, en este caso, TODOS GANAN en su conjunto; organizadores, aficionados e incluso el jugador que queda en segundo lugar obtiene ganancias, ya que su objetivo será entrenar duro para intentar ganar en otra ocasión al número uno.

Esto es lo que se conoce en la Teoría de Juegos como juego de suma no cero (el resultado es mayor que cero).

En la empresa hay que tratar de jugar siempre a juegos de suma no cero en los que todos ganamos.

©Jum Kioce



Tu mejor opción para no ser un quinientoseurista

Crear una empresa es desde el punto de vista legal es lo más sencillo que una persona puede hacer. Solo tienes que ser mayor de edad y tener libre disposición de tus bienes. Es lo que establece el código de comercio

No importa que seas guapo, feo, listo, tonto, culto o incluso no sepas siquiera leer y escribir (la legislación no lo exige).Cualquiera puede hacerlo.

Tener éxito empresarial tampoco es difícil. Conozco personas que han tenido mucho éxito en los negocios y han ganado considerables sumas de dinero y no son precisamente unos “lumbreras”.

En los tiempos que vivimos, resulta evidente que la única forma de salir de sueldos de subsistencia es crear tu propia empresa.

Ten en cuenta que las grandes empresas han sido pequeñas en algún momento de su existencia, y una gran parte de las contrataciones que están haciendo las grandes corporaciones y las administraciones públicas es a través de pequeñas empresas.

Tu grito de independencia podría ser: ¡No quiero ser un quinientoseurista!¡Quiero ser empresario!

©Jum Kioce


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información